Compartir

La avalancha tuvo lugar de madrugada en la cara norte de la montaña de Tacul, precisaron los medios franceses, según los cuales otras tres personas que ascendían con ese grupo resultaron ilesas.

Hacia las cuatro de la mañana (02.00 GMT), el PGHM envió a un primer equipo para evaluar los daños, y cuatro horas después un helicóptero subió hasta el lugar a una veintena de gendarmes, cinco bomberos y cinco guías de montaña, cuyo trabajo se ha visto dificultado por el riesgo de que se produjera otra avalancha.

Este sábado, también en el macizo del Mont-Blanc, otras dos personas, un ciudadano suizo y su guía de nacionalidad francesa, fueron encontradas muertas en la vertiente italiana, cinco días después de que se les diera por desaparecidas.