Compartir

Un día después de que Usain Bolt recuperase el cetro de la misma distancia que había perdido por descalificación en Daegu 2011, Jamaica ha reiterado su hegemonía mundial en la velocidad, ya sea en hombres o en mujeres.

No importó que saliera algo lenta (174 milésimas). Su espectacular puesta en acción, con pasitos cortos y potentes, la puso en cabeza rápidamente y fue alejándose cada vez más hasta cruzar la raya 22 centésimas antes que la marfileña Murielle Ahoure, la ventaja más amplia sobre la segunda en las 14 ediciones de los Mundiales.

La estadounidense Carmelita Jeter, defensora del título, llegó tercera con 10.94, por delante de su compatriota y campeona nacional English Gardner.

La nigeriana Blessing Okagbare, llamada a disputar el oro a Fraser-Pryce, comenzó a notar los efectos nocivos de una ambición tal vez excesiva porque se propone correr aquí tres pruebas individuales. Ya fue subcampeona en longitud; hoy sólo puso llegar sexta con 11.04, y todavía le queda el 200.

Fraser, el “cohete de bolsillo” (“pocket rocket”), ya era antes de hoy la más rápida del año con la marca de 10.77 que obtuvo en las series de la reunión de Londres, el 27 de julio. Curiosamente, luego en la final fue batida por tres rivales, incluida Okagbare, que fue la ganadora con 10.79. EFE