Compartir

A la espera del fichaje de Gareth Bale por el Real Madrid rompa el mercado de fichajes, a menos de un mes del cierre de los fichajes, el Barcelona es el equipo que ha pagado más dinero por un fichaje: 57 millones por Neymar. El Real Madrid, con los 30 que pagó por Illarramendi e Isco, ocupa el segundo puesto.

Pero si quitamos a los dos grandes, Beñat Etxeberria tiene el honor de ser el fichaje más caro de 'la otra Liga'. El jugador del Athletic, procedente del Betis, le costó al conjunto rojiblanco 8 millones de euros, la cantidad más alta que ha pagado un equipo de la Liga -que no sean Barcelona o Real Madrid- por un fichaje en lo que llevamos de verano.

Más información