Compartir

El viaje relámpago de Manolo Salvador ha acabado dando sus frutos. El director deportivo del Levante, quien el martes por la mañana viajó a Bélgica para dar un impulso a la negociación sobre Aloys Nong y por la noche regresó a Valencia, destilaba optimismo. Unas buenas vibraciones que ayer desembocaron en el esperado acuerdo entre clubes. A lo largo del día, los azulgrana se encargaron de culminar…