Compartir

a pareja española formada por Rafa Nadal y Pablo Andújar ha logrado este martes su pase a la segunda ronda del Masters 1.000 de Canadá, sexto de la temporada y que se está disputando en Montreal, en la categoría de dobles, tras superar (6-7(2), 6-1 y 12-10) en su duelo fratricida a Feliciano López y David Ferrer.

Nadal, que aún no debutó en el cuadro individual, comenzó frío el encuentro pero logró rehacerse junto al conquense Andújar, para a pesar de ceder el primer set en el 'tie-break' rehacerse en el segundo (6-1) y cerrar el encuentro en un agónico desempate (12-10).

La pareja española se medirá en segunda ronda a la formada por el paquistaní Aisam Qureshi y el holandés Jean-Julien Rojer, quinta cabeza de serie del torneo canadiense.

En el cuadro individual Pablo Andújar ha sellado este lunes su pase a la segunda ronda del Masters 1.000 de Canadá, sexto de la temporada y que se está disputando en Montreal, tras deshacerse del israelí Amir Weintraub, mientras que Feliciano López no pudo seguir sus pasos y se despidió en la primera ronda. Andújar necesitó algo menos de hora y media para clasificarse para segunda ronda después de vencer al israelí Amir Weintraub por 6-1 y 7-6(5), en un partido en el que el manchego comenzó muy fuerte. En la segunda manga el español desaprovechó sus cuatro opciones de 'break' pero pudo imponerse en la muerte súbita para certificar su pase a segunda ronda, donde ya espera al francés Gilles Simon o al ruso Nikolay Davydenko.

Menos suerte tuvo el otro español en liza, Feliciano López, que fue derrotado (7-6(4) y 6-4) por el letón Ernests Gulbis. 'Feli' no encontró respuesta para el gran encuentro al servicio del letón, que ganó más del 80 por ciento de puntos con su primer servicio y casi el 70 con su segundo, acabando con la aventura canadiense del español en la primera ronda del torneo.

Nicolás Almagro se ha despedido este martes del Masters 1.000 de Canadá, sexto de la temporada y que se está disputando en Montreal, tras ser derrotado en primera ronda por el checo Radek Stepanek, que le superó por 6-3, 6-7 (4) y 6-3 después de una hora y 45 minutos de encuentro.

El murciano, duodécimo cabeza de serie del cuadro, sólo ofreció su nivel al estar contra las cuerdas en la segunda manga, pero no fue capaz de perpetuarlo en el tercer y último set, en la que el checo acabó prematuramente con su aventura en la cita canadiense.

Almagro no halló la forma de poner en problemas a Stepanek con su servicio, siendo incapaz de lograr un 'break' en la primera manga. El checo, por el contrario, aprovechó su única bola de ruptura para llevarse el set y dominar el encuentro.

En el segundo set Almagro, fino con el primer servicio pero irregular con el segundo, estaba 5-4 abajo y con saque para Stepanek cuando resurgió de sus cenizas y llegó a la muerte súbita, en la que niveló el partido.

Sin embargo, el checo volvió a lograr otro 'break' en el segundo juego del tercer set, para ponerse 3-0. Almagro reaccionó de nuevo pero inmediatamente después perdió su servicio y encaminó el triunfo de Stepanek, que aprovechó cinco de las siete bolas de ruptura que tuvo en todo el partido.

Por otro lado, Rafa Nadal conoce ya su primer rival en el torneo canadiense, que será precisamente el local Jesse Levine, invitado de la organización y que se deshizo del belga Xavier Malisse en dos mangas por 6-4 y 7-6(4). Ambos ya se midieron en 2008 en esta misma cita, aunque en Toronto, con victoria clara (6-4, 6-2) del manacorense, que además se llevó el título. «Será definitivamente una dura tarea. Obviamente, en este momento no tengo nada que perder, no tengo presión», advirtió el norteamericano. «Es bonito jugar con mi público, afortunadamente me respaldarán. Daré lo mejor que pueda y veremos qué sucede», añadió.