Compartir

El entrenador del Arsneal Arsene Wenger declaró ayer que la oferta récord de 97 millones de euros del Real Madrid para fichar al atacante del Tottenham Gareth Bale es «una aberración» a las reglas de juego limpio financiero que está instaurando la UEFA.