Compartir

A dos meses y nueve días del inicio de la Liga, el Valencia Basket ya tiene su plantilla cerrada. Ayer el conjunto taronja fichó a Romain Sato, alero centroafricano con el que pone la guinda al equipo de Perasovic. El cotizado exterior llega libre tras rescindir su contrato con el Fenerbahçe, con quien le quedaba una temporada, y se incorpora a la entidad valenciana para reforzar el perímetro.