miércoles, 12 agosto 2020 23:06

El director general atribuye las acusaciones del futbolista a la firmeza negociadora del club

Luis Cervera tuvo que presidir un improvisado gabinete de crisis. Las duras palabras de Roberto Soldado, que nadie del Valencia esperaba, llegaron en el momento más incómodo para la entidad, con Amadeo Salvo en pleno vuelo hacia Nueva York, indefensión que todavía sentó peor en el club. De ahí que el director general, muy atento a todo lo que se cocía tras la comparecencia del goleador e incluso a…

Artículos similares