Compartir

Tras varios días de negociaciones entre Nacional y Rosario Central, complicadas por enfrentamientos en la directiva del onceno tricolor por como fue tratado el jugador, ídolo de la afición del Nacional, fue el propio Abreu que anunció vía Twitter su pase al fútbol argentino.

“Quiero confirmar que acepté la posibilidad de ir a Rosario Central. La charla con el técnico Miguel Ruso y sus ideas sobre mis características para el equipo y lo competitivo que es el torneo argentino, además del interés del club a través de su presidente y lo que significa jugar en un club como Rosario Central fue lo que me llevó a tomar esta decisión”, dijo Abreu.

El jugador anunció además que su despedida del Nacional es “un hasta luego” y agradeció a los hinchas por su “apoyo incondicional”.

En un principio, cuando Abreu finalice su temporada en Argentina regresará a Nacional, donde aún le quedaría año y medio de contrato por cumplir.

Abreu volvió a Nacional en febrero procedente del Botafogo, en lo que supuso el cuarto regreso del 'Loco' al equipo de sus amores tras haber jugado en más de veinte clubes de siete países.

Pero su retorno, sin embargo, no vino acompañado de un buen juego y el atacante de 36 años quedó relegado al banquillo.

Al comienzo de la pretemporada, Arruabarrena, recientemente incorporado al Nacional, no contó con el jugador e incluso en un primer momento lo llevó a la gira de preparación que el equipo tricolor realizó en tierras argentinas.

Abreu se quedó en Uruguay y se entrenó con las divisiones menores, mientras la directiva buscaba una salida para él, que finalmente llegó cuando desde Rosario Central, que quería un fichaje de renombre para encarar su vuelta a la primera división del fútbol argentino, se interesaron por él.