Compartir

El culebrón de Diego González sigue su curso. Desde que hace dos semanas no aceptara el contrato profesional que le ofreció el club – similar a los de Galindo y José Mari – , el lateral chiclanero decidió ausentarse de los entrenamientos con el primer equipo y, desde entonces, no ha dado señales de vida. Esta reacción ha molestado muc…