Compartir

 “Tuvimos muchos tropiezos y cosas que nos afectaron, como las lesiones, lamentablemente la enfermedad de Tito, que sabemos que saldrá adelante y podrá superarlo, y otras cosas que fueron minando nuestra capacidad de reacción”, afirmó en una entrevista concedida a 'Goal.com', portal de la revista que le concedió el premio al mejor del año.

Asimismo, el delantero argentino reconoció que fue una “temporada complicada”, incluso a pesar de haber ganado la Liga. “El mejor momento del año fue sin duda cuando supimos que matemáticamente éramos campeones”, apuntó al respecto.

Ante esta próxima temporada, que el 'Pulga' encara con importantes cambios, como la llegada de su compatriota Tata Martino como nuevo entrenador azulgrana, así como el fichaje del brasileño Neymar, Messi admite estar “con mucha ilusión y optimismo”. “Siempre lo hago así. La positividad es una de las claves del éxito”, agregó.