Compartir

No hay que ser un detective privado para sacar la conclusión de que Jonathan Viera es otro desde la llegada de Djukic y su cuerpo técnico. Sólo hace falta acercarse por la ciudad deportiva. El canario, después de una temporada donde no contó ni para Pellegrino ni para Valverde, tiene delante su gran oportunidad. Y está decidido a aprovecharla. Joao Pereira, que en los entrenamientos no para de dec…