Compartir

“Vamos a tener dificultades, como en la carrera de Hungría, un fin de semana donde no fuimos rápidos, o un mes de julio en general donde tuvimos tres malas carreras y perdimos solamente cinco puntos”, señaló, apesadumbrado por la situación.

¿Puede Ferrari llegar al nivel del resto de equipos? Esa es la gran duda. “La superioridad de Red Bull es aplastante, pero no sólo Red Bull, sino también Lotus o Mercedes. Si el equipo encuentra piezas en este verano o en las próximas carreras y conseguimos ganar tres o cuatro seguidas, el campeonato se pondrá de cara. Si hay cuatro equipos más rápidos que nosotros, que estemos luchando por el campeonato año tras año es un pequeño milagro”, afirmaba el español.

En cuanto a su análisis de este domingo, Alonso lo explicó de una manera muy sencilla: “No íbamos rápido, ni con las blandas ni con las duras podíamos seguir a los de delante”. “Siempre tuvimos a algún coche atrás poniéndonos presión, primero con Webber y luego con Grosjean. Una pena que no fuésemos rápido”, analizaba.