Compartir

El nuevo portero del Nápoles, el español Pepe Reina, se mostró «decepcionado» con su anterior equipo, el Liverpool inglés, por no informarle de su cesión al conjunto italiano antes de hacerla efectivo, aunque es consciente de que en el fútbol hay que tomar «decisiones difíciles». «Si tengo una queja, es la forma en que me voy. Es natural que esté decepcionado por la gestión del Liverpool en mi cesión al Nápoles sin decírmelo primero. Pensé que me merecía algo mejor que eso, aunque sé que en el fútbol hay que tomar decisiones difíciles», explicó Reina en una carta abierta en su web oficial.

El guardameta también admitió que le dijo al club 'red' que «consideraran» una oferta del FC Barcelona si esta llegaba, pero también asegura que había hablado con el equipo a cerca de su renovación. «Había hablado también con el club sobre la posibilidad de extender mi contrato pero la oferta no llegó», confesó. «Les dije que quería jugar en el Liverpool y que el Barcelona sólo se convertiría en una opción para mí si la oportunidad llegaba, para así poder volver a casa, pero cuando no llegó, me encontraba feliz de luchar por mi puesto, así que me sorprendió que el Liverpool decidiera enviarme al Nápoles», señaló.

De todos modos, Reina es feliz por volver a encontrarse con Rafa Benítez, a quien considera «el mejor entrenador» con el que ha trabajado, y por ir «de un gran club a otro», dejando claro que le resultará «extraño» no jugar en el Liverpool, club en el que milita desde el año 2005. «Será una extraña sensación, pero espero poder volver cuando mi cesión concluya», puntualizó.

El internacional español apuntó que sus hijos se sienten cómodos en Liverpool, ciudad que consideran 'su casa'. «Espero que su amor por la ciudad y también por el club no hará sino crecer mientras estamos fuera», deseó el internacional, que siente no haberse podido despedir de «manera diferente». «Pero debido a la forma en que se produjo la cesión, no ha sido posible», destacó.

El guardameta español quiso alentar a la afición 'red' a seguir animando al equipo. «Tal vez en un futuro cercano pueda hacerlo bien y así poder mostrar mi agradecimiento a todos vosotros, pero lo único que os pido ahora es que sigáis animando al entrenador y a los jugadores como siempre lo habéis hecho, para así poder ayudar al Liverpool y convertirlo en el equipo que merecéis una vez más», expresó. Reina subrayó que le «gustaría mucho» ver al Liverpool donde se «merece». «Los aficionados se merecen tener al mejor equipo de todos los tiempos y me gustaría mucho ver al Liverpool de vuelta a donde se merecen, luchando por títulos y entre los cuatro primeros en la Premier. Ahí fue donde estaba el club cuando yo llegué y aunque me voy a otro club con nuevos propietarios, nuevos jugadores, nuevo entrenador y nuevos retos, creo sinceramente que el Liverpool puede volver a estar entre los mejores», finalizó.

Reina, “decepcionado” con el Liverpool