Compartir

La pareja formada por Pablo Herrera y Adrián Gavira consiguieron ayer la medalla de plata del torneo de Long Bech (California), puntuable para el Circuito Mundial de voley playa, al perder en la final contra los locales Sean Rosentahl y Phil Dalhausser por 2-0 (21-15, 21-18). La eficacia en saque de los norteamericanos y su juego de ataque, extremadamente acertado, fue la clave de un partido en el…