Compartir

Lavillenie, que acredita 6.03 en sala, trató además de batir el récord del mundo, pero fracasó en su intento de superar el listón en 6,16, dos centímetros por encima de la plusmarca del ucraniano Serguei Bubka.

Tras ganar con autoridad el viernes los 100 metros, el jamaicano Usain Bolt salió hoy nueva mente a escena para imponerse junto a Mario Forsythe, Kemar Bailey-Cole y Warren Weir en los relevos 4×100 metros con una marca de 37.74.

El británico Mo Farah hizo las delicias del público londinense con un triunfo en los 3.000 metros con una nueva mejor marca personal de 7:36.85. ganó con holgura por delante del estadounidense Ryan Hill, segundo en 7:42.32.

La nigeriana Blessing Okagbare ganó el hectómetro femenino con una marca de 10.79, nuevo récord de África y mejor marca mundial de la temporada que poco antes, en las series, había establecido la jamaicana y dos veces campeona olímpica Shelly-Ann Fraser-Pryce con 10.77 y que en la final acabó cuarta en 10.94.

Okagbare ganó la final de 100 por delante de la estadounidense Barbara Pierre, que con 10.85 igualó su mejor marca personal; y la trinitense Kelly-Ann Baptiste, tercera con 10.93.

Hasta hoy el récord de África de 100 metros femenino era de 10.90 y estaba en poder de la nigeriana posteriormente nacionalizada española Glory Alozie desde el 5 de junio de 1999.

En peso femenino, la neozelandesa Valerie Adams, tres veces campeona mundial, aumentó a 38 el número de concursos en lo que está invicta al ganar hoy en Londres con un lanzamiento de 20,90 metros y una serie espectacular en la que nunca lanzó menos de 20,31. Por detrás terminó la alemana Christina Schwanitz con 19,74.

La reunión de Londres ha sido bautizada como los Juegos del Aniversario (The Anniversary Games), una competición de tres días de duración y que engloba el Aviva Gran Premio de la capital británica, un encuentro perteneciente a la Liga de Diamante de atletismo.

El Gran Premio se celebra anualmente en el estadio de Crystal Palace pero este año el escenario se ha trasladado hasta el estadio olímpico, donde el sábado hará un año que tuvo lugar la inauguración de Londres 2012.