Compartir

Lewis Hamilton se sacó de la manga una espectacular vuelta que hizo parar el crono en 1:19.388 para sorpresa de los hombres de Red Bull. Vettel, que había sido el primero en bajar de 1:20, ni siquiera mejorando su propio crono consiguió mejorar el tiempo marcado por un Hamilton que mantiene su idilio con Hungaroring. Esta ha sido su cuarta pole de la temporada y la cuarta en el trazado magyar. Pese a su espectacular pole, el inglés aseguró en la rueda de prensa que la vuelta no le había dado buenas sensaciones.

La segunda fila de la parrilla estará comandada por una de las grandes sorpresas del fin de semana: Romain Grosjean. El francés, que sigue muy en entredicho, ha rozado el mejor tiempo durante varios momentos de la sesión, y al final se quedó a apenas dos décimas del crono de Hamilton. Su presencia ahí arriba puede ser fundamental a la hora de acabar de configurar un posible podio, ya que tiene mucho que ganar: posiblemente su continuidad en Lotus. Por detrás de él partirá Nico Rosberg, que fue de más a menos en la jornada, y un Fernando Alonso que, por fin, sonríe.

¿CÓMO ADELANTAR A VETTEL EN LAS PRIMERAS VUELTAS?

Fernando Alonso era muy claro a los micrófonos de la prensa española después de la clasificación: debe adelantar en la primera vuelta a Sebastian Vettel, su rival por el título, ya que después será prácticamente imposible hacerlo. El piloto español partirá desde la quinta posición, su mejor resultado desde el Gran Premio de España. Un GP que, como muchos recordarán, ganó. A su favor juega que sale desde la zona limpia de la trazada, un factor fundamental en un circuito como Hungaroring donde adelantar es más difícil que en otros.

“Volvemos a la normalidad después de unas cronos difíciles, y salimos más cerca de ellos”, afirmaba, antes de mandar un aviso a los jefes del equipo Ferrari. “La estrategia está bastante abierta, y no sabemos con claridad cuantas paradas serán necesarias. Habrá que ser muy flexibles para poder cambiar sobre la marcha”, avisaba. Su posición de salida hace soñar con un podio que es más o menos factible, en función sobre todo de lo que pueda pasar con los Mercedes, ya que pueden sufrir mucho con las altísimas temperaturas que se esperan para la hora de la carrera. De hecho, Lewis Hamilton ha calificado de “milagro” acabar en la misma posición en la que sale.

WEBBER, EL PILOTO GAFADO

Si ha habido un piloto que no estaba nada contento este sábado era Mark Webber. Al australiano parece que le han echado una maldición, y los aficionados a las conspiraciones están en plena ebullición. Primero, ya en los terceros libres, la caja de cambios de su RB9 dio problemas, que se reprodujeron horas más tarde en la clasificación. Por si esto no fuera un problema suficiente, en la Q1 empezó a fallarle el KERS. Esto hizo que ya sufriera en la Q1, donde ya se quedó fuera uno de los poco habituales, Paul di Resta, por la mala gestión de los neumáticos. Webber pasó el corte en la Q2 sudando, prácticamente por más demérito de sus rivales que por méritos propios, pero ya en la Q3 ni siquiera salió a boxes. El australiano se bajó del coche notablemente enfadado por la situación, y es que parece que todo le pasa a él. Menos mal que para él que cada carrera que pasa, es una carrera menos para salir de Red Bull.

Quien ha superado sus problemas y ha sorprendido ha sido Sergio Pérez. El mexicano estrellaba su McLaren en los segundos finales de los terceros entrenamientos libres, y pese a los rumores iniciales que apuntaban a que iba a sustituir la caja de cambios, afectada por el accidente, finalmente pudo salir a pista sin problemas y, de hecho, consiguió pasar a la Q3. Partirá noveno, mientras su compañero y presunto jefe de filas, Jenson Button, lo hará dos filas de la parrilla más atrás.

De cara a la carrera hay muchas dudas. Las altas temperaturas que se esperan -se estiman más de 50º en el asfalto- supondrán una auténtica pesadilla para los neumáticos, lo que hará que las primeras paradas en boxes se realicen muy pronto. A partir de ahí, todo será esperar a no equivocarse en la estrategia. El favorito para la victoria sigue siendo Sebastian Vettel, si bien habrá que ver cómo se comportan los Lotus, los Mercedes y los Ferrari. Según Fernando Alonso, tanto ellos como sus rivales sufrirán mucho más que en otras carreras, pero como siempre serán los Red Bull los que, presumiblemente, aguanten mejor el tipo.