Compartir

El Gran Premio de Hungría ha deparado unos libres en los que Vettel ha sido el más rápido con un 1:22.723 seguido de Webber y de Raikkonen, el triunvirato que sigue marcando el paso en el Mundial de Formula 1. Alonso ha sido cuarto.

¿Algo nos hace pensar en que Alonso puede mejorar sus últimas prestaciones? La temperatura en la pista de Hungría, más alta que en Inglaterra y que en Alemania y que puede favorecer al comportamiento del Ferrari ante la degradación de neumáticos, maltratados por su rivales de la escuedra de las bebidas energéticas.  Así, puede que aquí el Ferrari sí está donde debe estar, luchando con Lotus, Red Bull y Mercedes y no con Toro Rosso y Force India.

Alonso ha estado copando los primeros puestos de tiempos desde su primera vuelta cronometrada hasta el momento en que la bandera a cuadros se izó sobre el trazado húngaro. No hubo demasiados problemas para él, y para que, esta vez sí, podría pelear con quien debe pelear.

Con los Lotus, en primer lugar. Con Kimi Raikkonen y con Romain Grosjean. Al finlandés no pudo superarle; al galo sí. Parece que en esta ocasión son los coches negro y oro los que, al igual que la 'Scudería' se están aprovechando de su menor desgaste de neumáticos y están relegando a una Mercedes que no ha estado tan lucida como en otras ocasiones.