Compartir

El técnico Gerardo Tata Martino posó junto al escudo del Barcelona en las oficinas de la entidad, en su primer acto antes de firmar el contrato como técnico azulgrana, que se llevará a cabo este viernes.

Martino ha sentido desde el primer momento que pisó el aeropuerto de El Prat el aliento de la colonia argentina barcelonesa de aficionados de Newell's Old Boys, el club al que llevó al campeonato argentino.

Un grupo aún más numeroso de 'leprosos', apelativo con el que se conoce a los aficionados del equipo de Rosario, se dieron cita a las puertas de las oficinas del club. “Dale, campeón; dale, campeón”, gritaban los aficionados que enarbolaban banderas y camisetas de 'Ñuls'.

El día grande para el argentino será este viernes. A primera hora firmará su contrato como entrenador barcelonista y posteriormente en una rueda de prensa tendrá la ocasión de exponer su libro de estilo futbolístico.

Después Tata Martino viajará a Oslo, donde el equipo jugará el próximo sábado su segundo partido amistoso, un encuentro ante el Valerenga noruego, aunque no está previsto que se siente en el banquillo azulgrana.