domingo, 9 agosto 2020 11:17

El Atlético Mineiro de Ronaldinho, campeón de la Copa Libertadores

El Atlético Mineiro brasileño volvió a repetir la gesta de las semifinales y conquistó este miércoles su primera Copa Libertadores tras derrotar en la tanda de penaltis al Olimpia paraguayo, que no supo aprovechar su ventaja de la ida de 2-0. El conjunto paraguayo, que buscaba su cuarta Copa Libertadores, se presentaba como favorito, pero tras aguantar los primeros 45 minutos sin encajar, se vio condenado a una prórroga tras encajar un gol al inicio y al final del segundo periodo, aunque aún supo aguantar hasta la lotería de los penaltis, pese a jugar el tiempo extra con un hombre menos.

Además, Ronaldinho, intermitente durante el partido, consiguió añadir a su palmarés uno de los pocos títulos que le faltaba uniendo a la Liga de Campeones conseguida con el FC Barcelona y el Mundial de 2002 con Brasil, el entorchado de mejor equipo de Sudamérica. Ahora, se medirá al Bayern de Pep Guardiola, que decidió prescindir de sus servicios en el conjunto azulgrana, en el Mundialito de Clubes que disputará este invierno. La primera parte se desarrolló como se esperaba. El Mineiro, que ya en las semifinales había levantado un 2-0 en contra ante el Newell's argentino del Tata Martino, no encontró la forma de adentrarse en la poblada zaga paraguaya que controló a los locales durante los primeros 45 minutos.

Pero al comienzo de la segunda parte todo cambió cuando Jo, que se coronó como máximo goleador del torneo con siete tantos, aprovechó un error defensivo para anotar el 1-0 y reactivar la eliminatoria. A falta de cuatro minutos para el final, con los visitantes con diez por la expulsión de Julio Manzur minutos antes y pertrechados atrás, Leonardo Silva desató la locura en Belo Horizonte al empatar la eliminatoria y forzar la prorroga. El Olimpia resistió toda este tiempo extra en inferioridad y el Atlético Mineiro desperdició sus oportunidades para llevarse el título en la prórroga por lo que el duelo se decidió desde los once metros, donde el equipo brasileño se impuso por 4-3, anotando Silva el último lanzamiento que puso en pie al Bello Horizonte.

Artículos similares