Compartir

Los técnicos de la federación española no tienen ninguna duda. La nadadora que llevará la bandera del equipo nacional de sincronizada en los próximos cinco o seis años se llama Ona Carbonell. La final del solo libre del Mundial confirmó que la catalana está llamada a hacer grandes gestas a nivel internacional. Nadó con fuerza, emocionó al Palau Sant Jordi y conquistó la medalla de bronce, su cuart…