Compartir

Aunque el bloque principal de la plantilla ha tenido descanso, los jugadores que se incorporaron más tarde al trabajo en la concentración de han trabajado el lunes y martes para alcanzar la forma física del resto de jugadores.

Ese el caso de Oriol Romeu, el argentino Ever Banega, el brasileño Jona Gonçalves y el argelino Sofiane Feghouli, mientras que Sergio Banales, Antonio Baragán y el argentino Pablo Piatti también acudieron a Paterna para tratarse de unas molestias físicas.

El duelo ante el conjunto italiano supondrá el partido inaugural de la Copa Internacional Guinness, torneo amistoso que disputará el Valencia junto a otros equipos como Inter, Chelsea, Real Madrid o Juventus en Estados Unidos.

El plantel dirigido por Miroslav Djukic ha realizado una pretemporada exhaustiva y exigente en el plano físico, más incluso que otras campañas ya que el técnico serbio planificó sesiones triples de entrenamiento durante la estancia en Alemania, que se prolongó del 10 al 20 de julio.

Después de trabajar la fuerza y la potencia aeróbica en Alemania, ahora la plantilla afrontará otra fase con ejercicios más específicos, con más velocidad e intensidad, según explicó el preparador físico del Valencia, Dejan Ilic, en su plan de trabajo.

Además, la semana próxima el Valencia emprenderá su viaje a los Estados Unidos para seguir con su participación en la Copa Guinness Internacional, con rivales aún por definir en partidos que tendrán como escenarios el estadio Met Life de Rutherford, en Nueva Yersey, y el Suin Life de Miami.