Compartir

“El balance del primer amistoso es positivo. He quedado muy satisfecho en líneas generales porque realizamos bien varias facetas del juego, el rival nos llegó poco y generamos juego con más llegadas que ocasiones claras”, comentó en rueda de prensa.

Según el técnico asturiano el Villarreal tuvo momentos de brillantez, aunque erró claras ocasiones de gol que le hubieran permitido conseguir una victoria más abultada.

“Buscamos situaciones entre líneas, profundidad y tuvimos fluidez en ataque y contraataque. En el primer tiempo pudimos haber marcado más goles con cinco llegadas claras y fue una pena que falláramos el último pase, pero eso suele pasar cuando las piernas pesan en exceso”, expuso.

Marcelino quiso restar importancia a los resultados conseguidos en pretemporada: “Nuestros equipos no suelen tener buenos resultados en los encuentros de verano, porque la carga que llevan los jugadores es considerable”.

Además, para el técnico asturiano “lo más importante es el trabajo que estamos realizando día tras día, que es muy intenso, y lo estipulamos así para poder llegar de la mejor manera posible al primer partido de la temporada”.

La primera plantilla del Villarreal, que esta tarde disfrutará de descanso, se ha vuelto a ejercitar esta mañana en el Paraje Natural Clot de la Mare de Déu de Burriana en una sesión en la que Jaume Costa se ha ejercitado al margen del grupo por precaución debido a unas molestias en su rodilla izquierda.

Además, cabe recordar que el portero Juan Carlos, el defensa Dorado y el centrocampista Javier Farinós se encuentran recuperándose de sus respectivas lesiones.

El Villarreal volverá a entrenar mañana en doble sesión, la primera de ellas prevista a las 9.45 horas en la ciudad deportiva, mientras que por la tarde el grupo de futbolistas se ejercitará en el gimnasio a las 19.00 horas.