Compartir

A sus 22 años el alero Kostas Papanikolaou se había convertido en uno de los mayores objetos de deseo del baloncesto. Pretendido por los grandes de Europa (CSKA y Barcelona) y tentado por la NBA (los Rockets de Houston tienen sus derechos), el de Tesalia decidió aceptar la oferta del equipo español que triplicará su sueldo actual durante las próximas temporadas (5,5 millones de euros netos en total).

El griego cubrirá en el Barça el hueco al que estaba destinado Vasilis Spanoulis, después de que el también jugador del Olimpiacos decidiera renovar con los rojiblancos de El Pireo. Para hacerse con sus servicios el equipo catalán desembolsará 1,5 millones de euros por el traspaso en una operación que capitaneó el director deportivo del club, Joan 'Chichi' Creus después de la incorporación de Joey Dorsey. Así, el tirador de 2,06 metros está destinado a cubrir una de las posiciones exteriores junto a Juan Carlos Navarro y el nombrado 'jugador más prometedor' de la última Euroliga aportará la experiencia de un doble ganador de la máxima competición del Viejo Continente. En la última competición internacional logró el mejor porcentaje en triples de la competición, promedió 8,7 puntos, 4,4 rebotes y una valoración de 11, 7 con menos de 24 minutos por partido. En la liga griega, Papanikolaou promedió en la última campaña 9,2 puntos con un 69% en lanzamientos de dos puntos y 4 rebotes de media.

El contrato cuenta con la opción sumar un año más en el equipo y una cláusula de un millón de euros si decide marcharse a la NBA después de su primera campaña, de 750.000 tras el segundo año y de 500.000 al término del tercero. No obstante, si Papanikolaou decidiera cambiar a un equipo europeo la cifra sería de tres millones de euros.