Compartir

Hasta ayer, los favoritos han mostrado su fortaleza. No han cedido ante el empuje de sus rivales, apenas han cedido sets y se han ido clasificando para las rondas posteriores. Pero toca la penúltima ronda, y en las semifinales las fuerzas se igualan. El máximo ejemplo lo personifican los cuatro titanes que se verán las caras en el primer encuentro de esta tarde. Los mejores del mundo, los indiscut…