Compartir

La rivalidad entre clubes italianos es mítica. Los derbis son muy calientes, y los aficionados están encantados de incitar a la violencia.Los aficionados del Atalanta han sido los últimos en unirse, en una fiesta celebrada por el comienzo de la pretemporada, y donde había multitud de tifossis. Ante la expectación de la gente y los fuegos artificiales, dos coches pintados con los nombres de dos de …