Compartir

El argentino evita hablar de sus deudas con el fisco y de la polémica entre Guardiola y Tito en su primera rueda de prensa de la temporada