Compartir

Seferovic, de origen bosnio aunque nacionalizado helvético, llega para las próximas cuatro temporadas y su contratación ha costado a la Real dos millones de euros y otro medio millón en conceptos variables en función de su rendimiento.

Seferovic, que lleva ya varias jornadas de entrenamiento con el resto de la plantilla en la pretemporada en Zubieta, se ha definido como un futbolista “rápido, fuerte” y al que le gusta “el fútbol sencillo”.

El delantero realista, que dice que su modelo a imitar es Zlatan Ibrahimovic, se ve compatible como doble delantero con Imanol Agirretxe, con quien en principio viene a competir por un puesto en ataque.

Ha dicho que ficha por la Real porque ha sido el club “que más interés ha puesto” en su contratación y al que seguía desde la pasada temporada, cuando derrotó por 3-2 al Barcelona.

El presidente Jokin Aperribay ha recordado en su presentación que no es el primer futbolista suizo que juega en la Real, ya que hay un lejano antecedente que inauguró con su gol el viejo estadio de Atocha, ahora demolido.

Aperribay ha desvelado que los primeros contactos con el jugador fueron a principios de este año y que era una de las prioridades de la dirección deportiva.