Compartir

Rapidez y pegada, juventud y experiencia. La gran esperanza gaditana se alimenta merced a dos virtuosos del pádel que se encuentran entre los mejores jugadores del mundo. Uno de la Isla de León, cañaílla: Álvaro 'Chiqui' Cepero, el mejor padelista que ha parido la provincia. El otro, argentino de nacimiento, italiano de pasaporte pero portuense de adopción: Germán Tamame. Dos 'cracks', los espejos…