Compartir

La credibilidad del atletismo se «refuerza» cada vez que un caso de dopaje es descubierto, estimó este lunes la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), tras darse a conocer los positivos de los velocistas Tyson Gay y Asafa Powell, dos de los hombres más rápidos de la tierra.

«El compromiso de la IAAF en materia de lucha contra el dopaje en el atletismo es inquebrantable», recordó Nick Davies, portavoz del organismo, en un comunicado. «La credibilidad de nuestro programa antidopaje, y de nuestro deporte el atletismo, se refuerza, y no debilita, cada vez que somos capaces de descubrir un nuevo caso, y tenemos el pleno apoyo de todos los atletas, entrenadores y responsables que creen en un deporte limpio», añadió.

«Tenemos una obligación ética ante la mayoría de los atletas que creen en un deporte limpio. Es por ellos que hemos construido un programa rico, que va lejos, y que es sofisticado. El hecho de que seamos capaces de detectar y poner al margen de nuestro deporte a los atletas que rompen nuestras reglas antidopaje debe entenderse en ese sentido», destacó el portavoz.

A un mes de los mundiales de Moscú (10 al 18 de agosto), el atletismo recibió un duro golpe con los anuncios de controles positivos de dos de sus grandes estrellas de la velocidad, el estadounidense Tyson Gay (producto no revelado) y del jamaicano Asafa Powell (oxilofrina, un estimulante). La revelación se acompañó con el anuncio de su ausencia forzada del evento en Rusia.