Compartir

El Barcelona, con la ausencia de algunos de sus internacionales, vuelve este lunes al trabajo, reservada la jornada para las pruebas médicas de cada verano antes de empezar (el martes) con los entrenamientos. Fin a las vacaciones para el conjunto azulgrana, que vive instalado en el murmullo después de que Pep Guardiola sacara los trapos sucios la pasada semana y atacara directamente a Sandro Rosel…