Quantcast
viernes, 4 diciembre 2020 16:04

O'Neal considera que ahora los Nets son el equipo a batir en Nueva York

“Mi favorito en todo momento son los Nets por encima de los Knicks”, declaró O'Neal al periódico local “Newsday”.

“El entrenador Jason Kidd es un gran muchacho. Un gran líder. Estoy ansioso por ver como responden los jugadores cuando las cosas se pongan difíciles”, añadió.

O'Neal reiteró que no tenía nada contra los Knicks, que han adquirido al pívot italiano Andrea Bargnani, pero que la plantilla que han formado los Nets con las adquisiciones de Paul Pierce, Kevin Garnett y el alero ruso Andrei Kirilenko es superior.

“Es una alineación muy peligrosa. Pensaba en esa realidad mientras venía al acto de promoción en el que he participado”, señaló O'Neal.

Los Nets, que la pasada temporada concluyeron segundos en la División Atlántico, cinco triunfos por detrás de los Knicks, han sido uno de los equipos que mas se han reforzado durante el descanso veraniego.

Junto a la llegada de Kidd como entrenador, que hasta la pasada temporada era jugador de los Knicks, la presencia de los veteranos Pierce y Garnett, que dejaron a los Celtics de Boston y Kirilenko, que se fue de los Timberwolves de Minnesota, le da mayor valor a la plantilla en la que ya estaban el base Deron Williams, el escolta Joe Johnson y el pívot cubano estadounidense Brook López.

Los Knicks no han querido hacer ningún comentario sobre la valoración de O'Neal, que también opinó de nuevo sobre la llegada del pívot Dwight Howard a los Rockets de Houston tras rechazar la oferta de Los Ángeles Lakers.

“Es la mejor elección para él ya que tendrá menos presión, estará más seguro”, comentó O'Neal. “No sé si se si será mejor equipo, pero tendrá menos presión”.

O'Neal volvió a utilizar el tono despectivo que Howard se iba a una “ciudad pequeña” como Houston, donde los Rockets fueron los que lo humillaron en 1995 cuando barrieron por 4-0 a su equipo de los Magic de Orlando en las Finales de la NBA.

“El año pasado dije sobre Howard cuando llegó a los Lakers que para ganarse el respeto tendría que ganar al menos dos títulos de liga como los que habían conseguido Andrew Bynum y Pau Gasol, ahora no va a tener esa presión”, señaló O'Neal.

Comentarios de Facebook