Compartir

Al extremo francés Franck Ribéry le cuesta entender el nuevo sistema que implantará Pep Guardiola en el Bayern de Múnich, el 4-1-4-1 utilizado también por Vicente del Bosque en la Copa Confederaciones, diferente al 4-2-3-1 al que recurrió Jupp Heynckes hasta la pasada temporada, en la que el equipo alemán consiguió un triplete histórico para la entidad. A Ribéry también le parece extraña su posición de 'falso 9', con libertad de movimientos, idéntica a la de Messi en el Barcelona.

«El 4-1-4-1 es raro. Es completamente distinto al sistema anterior», subraya Ribéry al diario 'Bild'. El francés considera que «hay que aprender y entrenar mucho» antes de conseguir dominar «perfectamente» el sistema de Guardiola. Pese a que solo ha disputado cuatro partidos de preparación a las órdenes del técnico catalán, los medios de comunicación alemanes ya le han llegado a atribuir a Ribéry el papel de «nuevo Messi».