Compartir

Bacca, que aterrizó en Málaga en compañía del director deportivo sevillista, Ramón Rodríguez 'Monchi', y luego continuó por carretera hasta Sevilla, pasará mañana a primera hora el reconocimiento médico en la capital hispalense antes de desplazarse hasta la playa roteña de Costa Ballena.

“Gracias a Dios, estoy contento porque era un sueño para mí estar en este gran club. Ahora sólo quiero pasar el reconocimiento médico y colocarme a disposición del cuerpo técnico cuanto antes”, dijo Bacca en declaraciones a los medios oficiales del club.

El delantero internacional colombiano se mostró “feliz” por llegar a “una ciudad linda” para incorporarse a “un lindo proyecto que se está creando, con jugadores importantes, con mucha hambre de triunfar”.

El goleador de Barranquilla también quiso “dar las gracias a los sevillistas por el apoyo recibido a través de las redes sociales”.

Carlos Bacca no se olvidó de su antiguo club, el Brujas, con el que la última temporada se proclamó máximo goleador en Bélgica con 28 tantos y al que afirmó que está “agradecido del tiempo pasado allí”, que constituyó “una linda experiencia”, aunque su “intención era el salto a una liga más competitiva” que la belga.