Compartir

LONDRES (Reuters) – El órgano de gobierno de la Fórmula Uno ordenó el martes una restricción drástica en el acceso al 'pitlane' después de que un cámara de televisión resultara golpeado y herido por una rueda suelta en el Gran Premio de Alemania del pasado fin de semana.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) dijo en un comunicado que solo el personal de los equipos y los encargados de seguridad de los circuitos tendrán autorización para permanecer en el 'pitlane' durante las sesiones de clasificación y las carreras.

“El acceso a los medios acreditados se limitará al 'pitwall'”, afirmó.

El cámara británico Paul Allen sufrió una fractura de clavícula y de varias costillas en un accidente cuando la rueda trasera derecha mal colocada del Red Bull del australiano Mark Webber salió disparada después de una parada en boxes.

La rueda, que pesa unos 10 kg, salió volando y rebotó en el suelo del 'pitlane', pasando al lado de los mecánicos de Mercedes antes de golpear a Allen en la espalda. El cámara fue trasladado al hospital donde se espera que se recupere completamente.

El incidente desató una polémica sobre la seguridad en la Fórmula Uno después de un aluvión de reventones de neumáticos durante el anterior Gran Premio disputado en Gran Bretaña, que provocó la amenaza de boicot de los pilotos en la carrera de Alemania.

El órgano de gobierno dijo que el presidente de la FIA Jean Todt, antiguo jefe de Ferrari, ha solicitado cambios inmediatos en las normas con objeto de reducir el riesgo de accidente similares en el 'pitlane'.

“La FIA hoy informó a los equipos de que la decisión del Consejo Mundial del Deporte del Motor será aplicada inmediatamente para buscar dos cambios en el Reglamento Deportivo. Ambos cambios ya han sido aprobados para 2014”, dijo.

El primer cambio obliga a todo el personal de equipo que trabaje en un coche durante una parada en boxes a llevar protección en la cabeza, algo que ya es común entre los mecánicos.

La segunda reducirá el límite de velocidad en el 'pitlane' durante las carreras de 100 km/h a 80 km/h, con la excepción de Melbourne, Mónaco y Singapur, donde debido a la configuración de los circuitos bajará a 60 km/h.

La FIA dijo que esperaba que el actual campeón Red Bull enviara el miércoles un informe escrito sobre lo sucedido en Nürburgring. El informe se dará a conocer a las otras 10 escuderías para ayudar a mejorar la seguridad en el 'pitlane'.