Compartir

Barkero trata de hacer borrón y cuenta nueva, pero sabe que resulta imposible obviar el escándalo que ha marcado tanto su salida de Orriols como la de otros compañeros. El vasco, quien fue presentado ayer como futbolista del Zaragoza, no pudo evitar echar la mirada atrás y rememorar el episodio que ensombreció sus últimas semanas en el Levante. Permanece latente el conflicto interno que desencaden…