Compartir

Feliz, con la sonrisa perpetua en la cara, se presentó Javi Fuego ayer en el castillo de Onda como nuevo jugador del Valencia para las tres próximas temporadas. En un acto con unas 300 personas y viejas glorias del club como Saura, Robert o Angulo entre otros, el valencianismo le dio la bienvenida al asturiano, que por la mañana había pasado la revisión médica.