Compartir

David Villa jugará en el Atlético de Madrid al menos la próxima temporada tras confirmarse uno de los movimientos del verano. El Barcelona se garantiza solo 2,1 millones de euros en concepto de traspaso, aunque la cifra aumentará en dos millones más si renueva por un año y se iría hasta un total de 5,1 si juega tres campañas con la entidad colchonera. Además, el Barça se reserva un 50% de los derechos sobre un futuro traspaso del jugador. En cualquier caso, las redes sociales se llenaron de críticas de los propios culés a su club por vender tan barato a un jugador de tanto nivel.

El 'Guaje', de 31 años, acababa contrato el 30 de junio de 2014 y su adiós al Camp Nou estaba cantado. Tras haber tenido poco protagonismo la pasada temporada después su grave lesión de tibia y peroné, la llegada de Neymar todavía le iba a cerrar más la puerta de la titularidad. El club azulgrana deseaba ahorrarse su alta ficha e incluso sacar una cantidad económica cercana a los 10 millones, mientras que el delantero también necesitaba un cambio de aires en busca de minutos y partidos que le permitan aspirar a entrar en la lista de la selección española de Vicente del Bosque para el Mundial de Brasil.

Aunque el Atlético sonó desde el principio como uno de sus posibles destinos, su elevado salario era un obstáculo que parecía infranqueable. En las últimas semanas se le colocó en el Tottenham y en la Fiorentina, clubes que habían preguntado por él y que ofrecían más dinero, como el Arsenal en el último mercado invernal. En aquella ocasión, enero de 2013, el asturiano sí barajó por primera vez en su carrera la posibilidad de jugar en el extranjero, algo que siempre había descartado por motivos familiares en su carrera, pese a disponer de proposiciones muy interesantes cuando jugaba en el Zaragoza y en el Valencia. Pero Tito Vilanova le convenció para que se quedara. Ahora ha vuelto a su credo futbolístico y, pese a que el técnico del Tottenham, André Villas-Boas, llegó a llamarle personalmente, al final forzó para quedarse en la Liga española.

El Barça acepta sacar sólo 2,1 millones por Villa porque entiende que se ahorra la ficha del último año del 'Guaje', que según algunas fuentes podría rondar los 10 millones, más incluso que en sus tres primeras temporadas. Y también quiere tener un detalle con un jugador al que le está muy agradecido y que ha tenido un comportamiento ejemplar. En el Atlético cobrará en torno a seis millones brutos por ejercicio.

Curiosamente, dos de los dos primeros partidos de Villa con la camiseta del Atlético le enfrentarán al Barça en la Supercopa de España. Su regreso al Camp Nou promete ser emotivo pues se ganó el cariño y el respeto de una afición azulgrana que siempre le valoró su esfuerzo para amoldarse a un sistema de juego que le obligaba a desplazarse del gol para entrar por la izquierda. Desde que llegó en el verano de 2010 de la mano de Joan Laporta, Villa ha disputado 119 partidos oficiales y ha conseguido 48 goles: 33 en la Liga Española, 8 en la Liga de Campeones, 6 en la Copa del Rey y 1 en la Supercopa de España. Hubieran sido bastantes más de no haber permanecido ocho meses de baja por culpa de la grave lesión sufrió en el Mundial de clubs de Japón. Aquel percance marcó su carrera reciente.

Sustituto de Falcao a orillas del Manzanares, Villa quiere volver a sentirse un futbolista importante, que juegue cada semana para recuperar las mejores sensaciones de una vez. El máximo goleador de la historia de la selección (56 goles en 92 partidos) se perdió la Eurocopa 2012 por su lesión, pero en el Mundial no quiere faltar. Y si acude será porque el Atlético habrá acertado con sus fichaje. Villa era la segunda opción de los madrileños, que en principio trataron de acometer sin suerte la contratación de Negredo, tasado por el Sevilla por al menos 25 millones.