Compartir

El mazazo que han pegado Chris Froome y el Sky recuerda mucho a lo que hacían Lance Armstrong y el US Postal en la carretera. El primer día de montaña lanzaba un ataque demoledor, marcaba unas diferencias llamativas, y luego esperaba a la primera contrarreloj, donde remataba la faena y obtenía una renta de minutos importantes.

Luego, se dedicaba a dejar hacer a otros corredores y equipos en la lucha por el podio y las etapas.

Sólo ha sido el primer contacto con la montaña. Hoy queda otra en Pirineos, que debe de ser menos decisiva, pero que también puede aportar cosas y dejar a alguno de los corredores que se presumían importantes más alejados en la general.

Nos quedará, es lo más inmediato, ver lo que pasa en la contrarreloj. Alberto Contador, en sus mejores momentos, no ganaba como lo hizo ayer Froome, no sólo por la espectacularidad con que realizó su ataque, sino por las diferencias que logró. Contador era más comedido.

Podríamos decir que Contador tuvo un mal día, que el Sky no colorea de negro toda la cabeza del pelotón en las subidas como hace un año. Todo eso es verdad, pero lo que cuenta en el ciclismo, en el atletismo, en la natación, son los tiempos.

La general es un solar: Porte está a 51 segundos, Valverde a 1:25, Contador a 1:51, Quintana, a 2:02 y Purito, a 2:31, Cadel Evans, a 4:36. Y así podríamos seguir. Sólo ocho días de carrera, un final en alto, y el Tour que se les pone imposible a todos los participantes, menos a Froome y Porte, que encima de trabajar, es capaz de irse solo y estar a menos de un minuto de su compañero.

¿Que le queda a la carrera por delante? Le quedan, aunque parezca una perogrullada, dos semanas por delante, que es mucho quedar, con todos los Alpes, con dos contrarreloj. Le queda todo y en esa palabra va incluida la diferencia entre Froome y sus rivales. Contador está lejos de su nivel y sin él, Froome no tendrá rival.

Llegó con muy mala cara a la meta Contador, como apajarado, al igual que Purito Rodríguez. ¿Podría ser un mal día? Podría, pero no lo parece. Lo que se vio es más profundo, como si Contador no estuviese al nivel que siempre tuvo. Sky tiene la formula para ganar el Tour.