Compartir

Tras no poder ascender Burgos y Alicante, que habían conseguido esa opción en la cancha, el club guipuzcoano ha conseguido cumplir los requisitos para mantenerse en la ACB, entre ellos el que se presentaba como más complicado sobre su patrimonio como sociedad anónima.

La cesión por 30 años de las instalaciones de Illumbe en las que juega sus partidos han sido determinantes y hoy el presidente de la entidad, Álvaro Bilbao, ha mostrado su satisfacción tras recibir “una gran noticia”.

“El buen hacer, la ordenada gestión y el rigor económico han permitido finalmente que podamos celebrar este acontecimiento”, ha señalado el mandatario del Gipuzkoa Basket, que ahora centrará sus esfuerzos en conseguir un patrocinador que sustituya a la denominación Seguros Lagun Aro, con la que compitió en las últimas temporadas.

Por otro lado, el primer fichaje del equipo para la próxima campaña, Goran Huskic, de 2,12 metros, procedente de la segunda división serbia, ha pasado reconocimiento médico en un centro hospitalario de San Sebastián.

Huskic, en sus primeras declaraciones, se ha manifestado dispuesto a “dar lo mejor” de sí mismo y confía en que Sito Alonso saque todas sus capacidades, acostumbrado como está a trabajar con jóvenes jugadores como él.

Ha dicho que está acostumbrado a jugar “tanto de cuatro como de cinco” y, a pesar de su gran altura, ha confesado que le gusta correr al contraataque.