Compartir

Thievy, que ha jugado cedido esta temporada en la UD Las Palmas, zanja así el procedimiento penal abierto contra él después de que la Guardia Civil de Tráfico lo parara el pasado 14 de mayo por conducir sin cinturón de seguridad y descubriera que su carné de conducir, supuestamente emitido en la República del Congo, era falso.

Según publican hoy los periódicos “Canarias 7” y “La Provincia”, el letrado del delantero francés llegó ayer a un acuerdo con el fiscal que le permite beneficiarse de las reducciones de condena previstas para las sentencias de conformidad y le evita exponerse a una acusación más grave: la de falsificación de documento oficial (finalmente se le imputó uso de documento falso).

En los próximo días, el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria dictará una sentencia acorde con los cargos presentados definitivamente por el Ministerio Fiscal y que el propio jugador reconoce como ciertos.

De este modo, tendrá que abonar una multa por conducir sin carné (delito contra la seguridad del tráfico) y otra por uso de documento oficial falso, cuya suma asciende a 12.600 euros.