Compartir

La Comisión Antiviolencia impuso ayer, en su última reunión de la temporada, tres multas de 4.000 euros cada una, además de la prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo de doce meses, a tres aficionados del Unión Adarve que provocaron varios incidentes en el encuentro de vuelta de las semifinales de la fase de ascenso a Segunda B, que enfrentó al Tropezón con el equipo madrile…