Quantcast
sábado, 5 diciembre 2020 23:43

España y México se miden por un lugar en cuartos en un duelo de favoritos

España y México se enfrentarán en un partido que servirá para abrir los octavos de final del Mundial Sub-20 de fútbol de Turquía y que se presenta como el choque más atractivo de esta ronda, entre dos de los teóricos favoritos al título.

Los mexicanos sufrieron para clasificarse dentro del grupo D, donde perdieron los dos primeros partidos (Grecia 2-1, Paraguay 1-0) y luego tuvieron que golear en la última jornada a Mali (4-1), por lo que se vieron relegados al tercer lugar y a enfrentarse ahora con uno de los gigantes del torneo.

España se presenta como un obstáculo de primer nivel, después de haber ganado con autoridad en el 'grupo de la muerte' (A) y de haber sido el único equipo en contar sus partidos de la primera fase por victorias.

Pero México no se acobarda y después de haber salvado el 'match-point' del partido ante los malienses el equipo está eufórico y lleno de confianza en sus posibilidades de llegar lejos.

“El equipo viene al alza, viene mejor para enfrentar a un gran rival, del que conocemos su sistema. Creo que va a ser un partido interesante y atractivo para todos”, analizó el seleccionador mexicano, Sergio Almaguer.

Los españoles llegaron a la última jornada de la primera fase en una situación muy diferente, ya clasificados matemáticamente para octavos, con lo que el seleccionador Julen Lopetegui se dio el lujo de dar descanso a varios titulares, entre ellos Gerard Deulofeu, Javier Manquillo o Juan Bernat.

En México, la dupla ofensiva Marco Bueno-Jesús Corona se reencontró con el gol en el partido ante los malienses y Jorge Espericueta volverá a asumir el papel de líder en la construcción del juego, después de ser uno de los jugadores más destacados del equipo en la primera fase.

El contratiempo ante España será la baja de Jesús Escoboza, que tiene que cumplir un partido de suspensión.

Tras sus éxitos en los torneos juveniles de los últimos años, entre ellos el título mundial Sub-17 de México-2011 con parte de la actual generación Sub-20 y el olímpico del pasado año en Londres-2012, los aztecas son percibidos entre los jugadores españoles como un rival a tener muy en cuenta.

“El estilo de México para jugar al fútbol tiene similitudes con el nuestro. Da gusto ver jugar a México, lleva ya un tiempo haciéndolo de una forma. Le gusta tener la pelota y está teniendo muchos éxitos”, dijo Lopetegui .

El centrocampista 'Suso' Fernández, del Liverpool inglés, había dicho en su cuenta de la red social Twitter que México era un rival “super difícil”.

La prensa española calificó ya el cruce con los mexicanos de “regalo envenenado”, ya que esperaba un contrincante más asequible después de haber conseguido la primera posición del grupo.

El partido tendrá lugar en el Ali Sami Yen Arena y será el primero para México en Estambul, escenario de la final del domingo 13, mientras que los españoles conocen bien el lugar porque han disputado allí sus tres encuentros de la primera fase.

Comentarios de Facebook