Compartir

Jesús García Pitarch dejó de ser presidente del Hércules el pasado viernes en el transcurso de un consejo de administración que, por lo esperpéntico que resultó, puede ser la fiel imagen del que ha sido un año marcado por la polémica y, sobre todo, por los malos resultados deportivos, que a punto estuvieron de devolver al equipo al pozo de la Segunda B.