Compartir

Una hamburguesería de la cadena Whataburger, en Texas (Estados Unidos), se ha visto obligada a tener que cerrar sus puertas durante unos días para llevar a cabo un proceso de desinfección.

Todo ello después de que los responsables encontraran un ratón en sus instalaciones. Durante el proceso de captura, el roedor terminó precipitándose contra la freidora de las patatas fritas donde murió ya que el aceite estaba muy caliente.