Compartir
Instagram

Una familia suiza utilizaba sin saberlo una reliquia del siglo XVII valorada en millones de euros para guardar las pelotas de tenis y otros objetos menores.

La familia se había puesto en contacto con un tasador para que pusiera precio a diferentes objetos que había en la casa. En un momento dado, el especialista centró su mirada en un recipiente de bronce.

La urna que la familia utilizaba para guardar las pelotas de tenis, y en otras ocasiones como vaciabolsillos, resultó ser una exclusiva pieza de coleccionista que la casa suiza Koller Auctions ha vendido por 4.8 millones de francos suizos (4.321.988 euros), tal y como informa la ‘CNN‘.

“Cuando vieron el recipiente, se sorprendieron. Nunca habían visto algo así”, dijo Karl Green, director de relaciones con los medios de Koller Auctions.

La familia había comprado el cuenco durante un viaje a China. Posteriormente se lo había ofrecido  a un museo de la ciudad alemana de Berlín que no mostró interés por la pieza. También enviaron fotografías a una casa de subastas británicas que rechazó la propuesta.  “Después de todo eso, la familia pensó que no valía mucho, continuó Green en sus declaraciones.

Sin embargo la casa de subastas suiza consiguió vender la urna en una subasta celebrada en Hong Kong por la desorbitada cantidad.

Instagram