Compartir

Un grupo de veterinarios del zoo de Maryland (EE.UU.) han conseguido que una tortuga vuelva a caminar con la ayuda de una silla de ruedas que los especialistas construyeron con piezas de Lego.

El pasado mes de julio, el galápago fue encontrado, por un trabajador de Zoo de Maryland, con graves fracturas en su caparazón a la altura del vientre, en un parque al noroeste de Baltimore en Maryland (Estados Unidos).

Garrett Fraess, un veterinario ajeno al zoológico, en declaraciones al ‘New Herald’, dijo “que es importante mantener la parte inferior del caparazón lejos del suelo para que pueda sanar”. Dentro del complejo, operaron al animal y lograron estabilizar el caparazón con placas de metal, ganchos de costura y alambre quirúrgico, pero su vientre continuaba rozando con pavimento.

Fraess tuvo una idea genial: construir una silla de ruedas con piezas del mítico juego de Lego para el animal. Fue todo un éxito y  a tortuga se adaptó perfectamente