Compartir
Los monjes de la orden belga de Grimbergen, conocidos por una legendaria cerveza que producían en la Edad Media, han encontrado en sus archivos la receta original del elixir y han reemprendido su producción en el monasterio de Norbertine.
La receta data de más de 220 años de antigüedad y según el abad Karel Stautemas supone la culminación de cuatro años de investigación sobre los métodos de los monjes que elaboraban cerveza en el monasterio antes de que los revolucionarios franceses lo incendiaran en 1798, tal y como informa ‘Telecinco‘.
Antes del incendio, unos monjes lograron salvar los libros de recetas de la biblioteca
“Teníamos los libros con las recetas antiguas pero nadie podía leerlos, estaba todo en latín antiguo y holandés antiguo, así que trajimos voluntarios. Hemos pasado horas hojeando los libros y hemos descubierto listas de ingredientes para cervezas elaboradas en siglos anteriores, los lúpulos utilizados, los tipos de barriles y botellas, e incluso una lista de las cervezas reales producidas hace siglos”, explicó el monje.