Compartir
Pixabay

Una pareja que contrajo matrimonio en Kuwait puso fin a su relación tres minutos después, tal y como informa ‘The Daily Mail’.

Su matrimonio fue fugaz. Tras firmar el acta, los recién casados se disponían a abandonar el juzgado donde se unieron de manera civil cuando la novia se tropezó y cayó al suelo.

El marido en vez de socorrerla, la ridiculizó y la llamó “estúpida”. La accidentada mujer no se tomó nada bien la reacción de su cónyuge y pidió al juez que anulara el enlace.

El juez aceptó.