Compartir

Una mujer de origen indio despertó en una morgue tras haber sido declarada clínicamente muerta.

Malati Chougule, de 55 años y vecina de la localidad de Muchchandi, ‘regresó a vida’ el pasado miércoles mientras su cuerpo estaba siendo preparado para su entierro. Chougule había sido declarada muerta tras padecer un episodio de fiebre por el que perdió el conocimiento, informa ‘TheHindu’.

Tras  haber perdido la consciencia, los especialistas fueron incapaces de reanimarla, por lo que Chougule fue declarada oficialmente muerta.

Tras los hechos, los familiares trasladaron el cuerpo de la mujer a la morgue para iniciar los preparativos del sepelio. Allí mientras lavaban su cuerpo, la supuesta fallecida abrió los ojos ante el estupor de los presentes, quienes en un principio calificaron los hechos como milagrosos.

Los familiares de Chougule se plantéan emprender medidas legales contra el hospital que certificó la defunción, mientras que desde el centro médico niegan las acusaciones.